nonna MÚSICA

Disfruta de nuestra playlist e inspírate para mostrar la mejor versión de ti.

Aretha Franklin.jpeg

Aretha Louise Franklin la Reina del Soul, solo hubo una que ocupó el título real. Franklin, quien subió cantando góspel en un coro de Detroit, siempre lució como una reina en el escenario. Fue la primera mujer en ser incluida en el Salón de la Fama del Rock 'n' Roll, amaba sus visiones hasta el suelo, su vestido se raja hasta aquí, su bordado brillante con oro y gemas preciosas, lo que sea que dijera drama en voz alta.

 

Franklin grabó 112 sencillos que ingresaron al ranking de Billboard, incluyendo 77 entradas al Hot 100, 17 sencillos en el top 10, 100 entradas en la lista de R&B y 20 sencillos número uno de R&B, siendo la artista femenina que más entradas a las listas tuvo en su historia. Fue conocida también por otros éxitos que incluyen "Rock Steady", "Call Me", "Spanish Harlem", "Bridge over Troubled Water", "Day Dreaming", "Until You Come Back to Me (That's What I'm Gonna Do)", "Something He Can Feel", "Jump to It", "Freeway of Love", "Who's Zoomin' Who" y "I Knew You Were Waiting (For Me)" (con George Michael). Ganó 18 Grammys, incluidos los primeros ocho premios dados por mejor interpretación vocal femenina de R&B desde 1968 hasta el 75, y una de las mejores vendedoras de discos de todos los tiempos, con 75 millones de discos a través del mundo. En 2019 ha recibido a título póstumo un Premio Pulitzer Mención Especial por “su indeleble contribución a la música y a la cultura estadounidense durante más de cincuenta años".

 

Estilo: No olvidemos que Aretha es un Icono de moda, fue de las primeras mujeres en usar las minifaldas en los 60, la recordamos con su estilo dramático siempre llevando su icónico vestido túnica con accesorios de piedras preciosas y brillantes, los abrigos de pieles eran piezas fundamentales en sus looks, boas de plumas y sombreros muy dramáticos. Su maquillaje impecable con sobras de ojos combinándolas con los looks que portaba.


Influencia: Las raíces góspel de Franklin fueron una de las huellas más personales e influyentes en su carrera. Aretha pasó toda su infancia dentro de este ambiente góspel y rodeada de voces del jazz como Dinah Washington y Ella Fitzgerald.